miércoles, 26 de diciembre de 2007

! Feliz Navidad ¡


¡ESTA NOCHE ES NOCHE BUENA!
- Qué contenta estás Marcelina, y que bien te has aprendido los villancicos
- Si, no puedo evitarlo se me han pegado de una manera que...
- Bueno cuenta me como te lo estás pasando en estos días de vacaciones
- Divinamente, he estado un finde con Laura y su familia, me encanta es una niña muy dulce, me gusta su habitación y me enseñó todo lo que tiene, y su familia es encantadora aunque estaban todos preocupados y tristes a la vez,yo dentro de mis posibilidades que son muy pocos en estos casos trate de hacerles compañía, me encontré muy agusto y me lo pase muy bien, estoy muy contenta de haber pasado estos días con Laura porque ella me quiere mucho y ¿Sabes una cosa?
- No, el qué
- Pues que Laura también me oye cuando hablo, y me entiende muy bien, me alegra mucho haber encontrado una amiga como ella que es muy sensible y tiene una gran imaginación. Luego el día de Noche buena también me lo pase muy bien con toda la familia en casa con Nines, Sarin, Alberto, Dani, Tú y la abuela y por supuesto yo.
Nunca había visto a una abuela, es muy curioso, es lo contrario de los niños
- Claro es el polo opuesto en la vida
- Pero no solamente por la edad, si no también porque los niños son ignorantes no saben de nada y todo se lo tienes que explicar
- Como a ti
- ¿Yo soy una niña?
- No Pero como si lo fueses
- Bueno como te iba diciendo a los niños hay que enseñarlos y los abuelos lo saben todo, de todo, me encanta oírlos hablar de cosas de hace muchos años, es como si te estuvieran contando un cuento con la diferencia de que lo han vivido en primera persona
- Si, tienes mucha razón, los abuelos es la sabiduría de la vida, por eso hay que cuidarlos y quererlos mucho porque ellos han dado todo por nuestro bienestar, y ahora somos nosotros quienes tenemos que hacer todo lo posible para que estén contentos y felices en nuestra compañía. Porque ¿Sabes? También hay muchos abuelitos que se encuentran solos y sin nadie que los mime y de besitos como nosotros hacemos con la abuela.
- ¿Si? ¡Pobrecitos! Pues di me donde están y voy verlos y yo les doy besitos y les hago compañía
- ¡Marcelina que orgullosa me siento de ti! Pero no puedes olvidar que eres una tortugita de trapo y hay cosas que no puedes hacer aunque quieras, pero con la intención es suficiente, aun así algún día te llevaré a un sitio que se llama Residencia, donde hay muchos abuelitos, y se lo pasan muy bien.
- Bueno lo dicho me encanto conocer a la abuela y pasar la noche con todos , y ver esa mesa con tantas cosas ricas, y el zurrón del duro y del blandito como decís vosotros
- No, Marcelina Zurrón no, TURRÓN
- Bueno pues eso turrón, también me gustó mucho cuando sacamos la vela a la ventana y me dijisteis - Marcelina escucha- y yo puse toda mi atención puesta sobre la palma de tu mano dando me el frió de la noche en el cuerpo, y te dije - no se oye nada- pero tú insististe en que acentuara todos mis sentidos y efectivamente tenias razón a lo lejos se oía cantar a alguien y una pandereta sonaba, también llegó hasta mi un riquisimo olor a comida, y risas de niños, pero también pude apreciar un silencio dulce, suave que se rompía con el caer de las hojas de los árboles.
- ¡¡Madre mía!!yo no lo podría haber expresado mejor, eres una artista Marcelina
- Gracias pero vosotros, todos los que me queréis y sobretodo las mujeres me enseñáis día a día como aprender a fijarme en cosas que no sean superficiales, y a sacar la esencia de lo que veo y siento
- Bueno creo que es hora de dejar de escribir por hoy, yo quiero felicitar la Navidad a todos aquellos que visiten nuestro blog FELIZ NAVIDAD
- Yo también quiero felicitar la Navidad a todos con mucho cariño

MERCHE

2 comentarios:

Maribel dijo...

Hola Marcelia:
Me alegro mucho de que te guste la navidad. Con sus luces y cánticos.
¡¿Y que me dices de los dulces?!
A que están de vicio.
Bueno asta pronto Marce y cuéntame que te van a traer los reyes magos.


¡Feliz navidad!

Anónimo dijo...

Hola Marcelina!
Me alegro mucho de que te lo pasaras bien el finde en mi casa, a mí me hacía mucha ilusión que vinieras, para que toda la familia te pudiera conocer. Y la Navidad...ya ves lo bonita que es! aunque ya sabes que a veces son tristes...
Por cierto, Papá Noel me trajo un regalito...se llama Marcel (en tu honor, por supuesto), y está deseando conocerte, quién sabe igual surge un bonito romance...
Muchos besos a Merche y a ti, Marcelina!