domingo, 29 de mayo de 2011

NOSOTRAS TAMBIÉN ESTAMOS INDIGNADAS


La indignación ha llegado al Mocho.
MARCELINA: Estoy indignada porque los políticos no nos representan, porque piden la confianza de los ciudadanos a través del voto estando imputados unos y habiendo engañado a los ciudadanos otros.
Me indigna, el ver como hay personas que pierden sus casas por no poder pagar las hipotecas al haber perdido sus trabajos, muchas veces porque la empresa no gana lo mismo que el año pasado (que no pierde) y además de entregar sus casas al banco tienen que seguir haciendo frente a la deuda hipotecaria.
Mi indignación se hace mayor cuando, veo como cierran centros de personas especiales y se sigue dando dinero público para la Iglesia.
Me indigno ante una ley electoral que es injusta y la que proporciona el bipartidismo que nos ha llevado a este caos político, ni el PSOE ni el PP son el cambio, solo son los mismos perros con distintos collares.
Mi indignación toma su nivel más alto cuando las fuerzas de la policía carga contra personas, ciudadanos de bien que sentados en el suelo con los brazos entrelazados son apaleados, arrastrados y victimas de toda clase de humillaciones posibles hacia un ser humano.
Me sigo indignando con el plan Bolonia como siempre, porque siempre se ha cuestionado por parte de algunos jóvenes, esos que ahora son cívicos según algunos y que jamás han dejado de serlo, de la misma forma que jamás han dejado de recibir palos por la policía, lo que pasa es que no se ha dicho o no se ha querido decir, para ellos no es como si hubiésemos retrocedido 40 años, es que no ha cambiado nada.
Me indigna como los partidos políticos producto del miedo que nos tienen digan que comparten nuestra indignación ¿Por qué no hacen nada? ¿Por que siguen absortos en las próximas elecciones Generales, en lugar de recoger las demandas de las Plazas españolas, donde miles de personas no lo pueden decir más claro ni más alto?


Me indigna que los medios de desinformación sigan manipulando y monten titulares como el diario la razón, recojan opiniones ofensivas como las del “señor” Sostres, jueguen al “a ver si te pillo” en telemadrid o no se molesten en bajar al estar casi en la misma plaza la Cadena ser los primeros días y ahora digan que siguen el movimiento desde su principio.
Mi indignación es máxima ante la violencia tanto física como verbal, ante la corrupción, el engaño, la manipulación y el no poder participar del pueblo en lo que realmente es importante para el pueblo, ante el poder de los bancos, ante la prepotencia empresarial como telefónica, ante los sinvergüenzas que tienen trabajadores sin contrato y además se les da una oportunidad ante las continuas amenazas de las empresas al despido avalado por las leyes que el Gobierno y la Oposición pactan en contra de los trabajadores como la Reforma Laboral, ante el pensionazo ,ante los sindicatos porque guardan un silencio que además de indignarme me pone la concha de punta, ante los trepas y oportunistas que quieren aprovechar el movimiento 15M para confundir a la gente y así apuntarse ellos un tanto, ante las no gracias de Esperanza Aguirre que a mi no me hace ni puta gracia, ante la privatización y ante muchas cosas más que ya iré enumerando según sea el momento.
He ido a Sol de la mano de Merche, Kobe, Laura, Jose, Susana, Carmen, Belén, Lara y muchos más, he podido ver allí a muchos de nuestros amigos, amigos del Mocho, como Fabio , Sara y a otros que no conocía pero que me han hecho sentir bien, segura y tranquila, me he quedado en la guardería mientras Merche daba una vuelta o hablaba con alguien, he asistido a las Asambleas y a pesar de que muchas veces no entendía lo que se decía Merche me lo explica y ahora asistimos a la Asamblea del Barrio en Aluche, porque estoy indignada, porque a pesar de ser una tortuga de trapo tengo conciencia ciudadana y quiero participar, y ser parte del movimiento del 15M porque me han enseñado a pensar y no quiero renunciar a hacerlo.
Hemos permanecido en silencio estos días porque primero he tenido que entender lo que pasaba para poder tener una opinión, pero ya la tengo y quiero compartirla con todos vosotros.
Esto es la voz del pueblo

No hay comentarios: