domingo, 9 de enero de 2011

VIVIR EL HOY


- ¡ Hola a todos!
- Hola Marcelina ¿ya estás preparada para seguir la rutina pasadas las vacaciones de Navidad?
- Hola Merche, si ya estoy preparada para todo lo que me quiera sorprender de este nuevo año que acabamos de comenzar.
- Bueno y dime, como se te presenta el año nuevo, que propósitos te has hechos para este año, que proyectos tienes?
- ¡ Uf...! la verdad es que tengo muchas ganas de hacer cosas nuevas, de ver sitios que no conozco y ampliar mi lista de personas que conozco. Pero propósitos....eso es algo que no termino de comprender de vosotros los humanos, todos los años os hacéis propósitos que la mayoría de las veces no cumplís y os quedáis tan panchos. Que si dejo de fumar, que si voy hacer más deporte, que no voy a ser tan borde, que no voy a ser tan confiada ect,.
- La verdad es que en esto como en otras muchas cosas no dejas de tener parte de razón, pero lo importante es tener la intención de hacerlo e intentarlo, luego.....ya se vera
- Claro es que mira a quien se lo digo, tu que dices que no ves más allá de ahora...porque no te gusta pensar en el mañana, y digo yo Merche, no está mal pensar en el futuro más inmediato como dice Nachete- por cierto ¿estará bien en la Gran Manzana?- mirar hacia el futuro es tener ilusión por algo que quieras conseguir y te ayudará a conseguirlo.
- Ayy, Marcelina.... siempre estás con esta historia a cuestas ¿eh? Nacho seguro que está estupendamente con su marido Marcelina, adaptándose al nuevo sitio donde vivirá en los próximos tiempos, pero seguro, que está bien querida. Mira te voy a explicar un poquito el tema de porque no me gusta pensar en el mañana.
He aprendido que el pensar en el mañana lo único que me reporta es perderme el hoy.
Aprovechar el momento, disfrutarlo y solucionar los problemas de hoy es lo que me importa entre otras cosas porque de eso dependerá todo lo demás y porque ¿ quién sabe lo que puede pasar mañana? Lo mejor es afrontar lo que venga cuando lo tienes presente y olvidarte de lo que puede o no ser, trabajar para el hoy y ya se verá el resultado mañana o no..
- No me has aclarado demasiado las cosas pero bueno....más o menos creo que te entiendo, pero entonces no me puedes decir que es lo que tienes en mente para tener como objetivo en este año Nuevo que comienza ¡¡hija mía que aburrida eres!!
- Anda, anda, no seas así, mira te diré algunas cosas que me gustaría hacer , pero que ya llevo tiempo tras de ellas y seguiré en su busca.
- ¿ Estás buscando algo?
- Si, estoy buscando algo, siempre se busca algo..a pesar de que a veces no seamos conscientes de ello. yo...
- No me lo digas, no me lo digas...buscas lo que todos la felicidad ¿ a que si?
- No cariño, no, la felicidad al igual que el amor no se busca, aparece, te sorprende y es por eso que te llena de alegría y de gozo. Un día te levantas por la mañana y ese día te sorprende con algo que te hace inmensamente feliz y....
- Y te quedas con eso ya para siempre para ser muy feliz siempre por los siglos de los siglos...
- Pues va a ser que no, los momentos no se pueden atrapar, no se puede congelar el tiempo para permanecer en un estado de felicidad continuado que seria la única forma de ser feliz siempre.
- ¿ Por que no se puede congelar el tiempo Merche? Seria estupendo, quedarte en el instante en que te has sentido completamente feliz.
- Pues no estaría mal pero.....
- Ya estamos con los peros...
-Si congeláramos el tiempo en un momento determinado, también nos perderíamos otros que también nos han hecho felices.
- Si, pero también evitaríamos ser desgraciados ¿no?
- Puede que si, pero cuando nos sentimos mal, cuando hay algo que nos pone tristes o nos apena eso forma parte de nuestras vidas y de ello también sacamos aprendizaje, y a pesar de que un estado de animo triste no es agradable el ser humano ha de experimentar toda clase de sentimientos para compararlos con otros
- No lo entiendo Merche
- Pues es facil, si no estás nunca triste, si no tienes nunca pena ¿ como sabrás que te hace feliz, que es eso que hace sentirte alegre y bien?
- O sea que tu eres de las que piensas que el estar triste no es nada malo y que hay que tener pena e ir arrastrándote por los rincones llorando de pena.
- ¿ Hombre...dicho a si...suena un poco duro. No exactamente quiero decir eso, pero en ocasiones nos sumimos en un estado de animo un tanto tristón, hay veces que las cosas que nos suceden nos ocasionan dolor, rabia, impotencia y eso no es un estado de animo optimo, pero eso nos enseña a levantarnos y a luchar para conseguir que las cosas nos muestren su otra cara, la cara más amable para poder seguir caminando por la vida.
- Jo, pues yo quiero ser feliz siempre...quiero estar contenta, y reírme y dar grititos de satisfacción
- Pues como todos, y es por eso que cuando te sientas triste habrás de hacer lo imposible por dejar de sentirte así y remontar el momento para volver a ver las cosas de manera diferente y que abandones ese estado que hace que te encuentres mal.
- O sea que no solamente tenemos que luchar contra las cosas del exterior, sino que además ¿tenemos que luchar con nosotras mismas?
- Bueno, puede verse así, hemos de luchar contra los pensamientos negativos que nuestra mente fabrica de vez en cuando.
- Bueno sea como sea, dime, ¿ que es lo que buscas entonces?
- Pues busco...algo nuevo todos los días, busco una sonrisa diferente, intento encontrar colores que aún no se han pintado, sonidos que no he oído nunca y sentimientos que no he experimentado todavía.
- ¡ Ayyy que profunda estás! Mira quiero que me hagas una foto con la cajita que me han traído los Reyes Magos para que me guardes por las noches para que no me pierda ¿ quieres Merche?
- Pues claro que quiero, te la hago y la ponemos para que todos nuestros amigos la conozcan.
- Pues vale...hasta la próxima semana a todos. Por cierto ¡¡ bonita música me has puesto, me gusta!! que ya estaba de villancico hasta el co......
- ¡¡Marcelina, para!!... hasta la semana que viene.

2 comentarios:

Angeles dijo...

Buena filosofia
y oye!!! todo un placer conocerte por fin, no defraudas, todo lo contrario.
Un beso Merche y ya sabes, cuando puedas le jodemos otra cocacola al Julito jejejeje

Marcelina y Merche dijo...

¡ Hola Angeles!
Bienvenida al Mocho,soy Marcelina y te agradezco tu comentario ¡ me encanta tener amigas nuevas!
Una suave caricia
Mercehe me dice que te diga de su parte que cuando quieras quedáis otra vez en casa de ese Julio al que le habéis jodido una cocacola y que te mande un fuerte beso.